viernes, 20 de noviembre de 2009

En la Argentina desde el 2014 todos los autos con ABS y AIRBAGS

En abril de 2008 llegó la información de que el Senado y la Cámara de Diputados de la Nación sancionaron la ley 26363 de tránsito y seguridad vial.

En el artículo 29, la nueva norma disponía la instalación en los vehículos 0 km que se comercialicen en nuestro país de doble bolsa de aire para amortiguación de impactos (airbags dobles frontales para conductor y acompañante) y del sistema antibloqueo de frenos (ABS), entre otros componentes.

Por fin, a principios de esta semana, el Gobierno firmó un acuerdo con la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa) y la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de Automotores (Cidoa), para el cumplimiento de parte de este artículo, con la puesta en marcha de un cronograma de implementación de las medidas que comenzará el primer día de 2010 y que culminará en 2014.

Esta importante y bienvenida medida para mejorar la seguridad vial en nuestro país, con la que se evitarán muertes en accidentes de tránsito, "no debe incrementar el precio de los vehículos", según lo comentado por los voceros del Gobierno.

Además de los airbags y del sistema ABS, las automotrices también estarán obligadas a incorporar en el equipamiento de serie apoyacabezas en las plazas contiguas a las puertas, dejando librado a la voluntad de las empresas, el apoyacabeza de la plaza central del asiento posterior.

El convenio prevé que este equipamiento debe estar, a partir del 1° de enero de 2010, en el 10% de la totalidad de los autos que venden las empresas en nuestro mercado, algo que muy pocas automotrices no cumplen, ya que la mayoría logra esta cifra con la oferta de versiones de gamas medias o altas.

El cronograma continúa con un 15% de los autos, en 2011; un 30%, para 2012; 60%, en 2013; hasta llegar al 100%, en 2014.

Si bien todavía falta mucho para acercarnos a lo óptimo, que sería la unificación de leyes en el aspecto de tránsito y seguridad vial en todo el territorio argentino, controles efectivos y la implementación de la materia de educación vial en los colegios de la Argentina, saludamos esta iniciativa y esperamos fervientemente que no sea sólo un nuevo anuncio, sino que realmente se haga efectiva en los plazos estipulados.

Ahora bien, los conductores, sobre todo de vehículos sin estos dispositivos previstos en el nuevo convenio, tendremos que adaptar la forma de manejo a ellos, ya que requieren de algunos cuidados específicos.

Manejo con airbags

Lo primero que hay que entender es que estas bolsas de aire son un componente de un sistema de seguridad integral, por lo que está específicamente indicado que siempre se debe usar el cinturón de seguridad, ya que de otra forma son contraproducentes, porque nos golpearían al activarse en un accidente.

Otra de las especificaciones es la de no poner nunca el asiento infantil frente a un airbag. Si colocamos este asiento adelante hay que ubicarlo siempre con el cinturón de seguridad, pero mirando hacia el interior del vehículo.

La posición de manejo también es fundamental. Hay que acostumbrarse a tomar el volante con la posición de las 10.10 o 9.15, según el reloj.

Si el volante se toma mal se corre el riego de que al accionarse, la bolsa de aire pueda lastimar las manos y los brazos.

Otra sugerencia es dejar una distancia mayor de 30 cm entre el volante y el pecho del conductor.

Manejo con ABS

Las iniciales de las palabras en inglés Antilock Braking System (sistema antibloqueo de frenos) forman las siglas que conocemos como ABS. De esto se desprende que la función de este sistema es desconectar el freno cuando se produce el bloqueo de una rueda. Esta operación se hace en forma totalmente automática, sin intervención alguna del conductor y en milésimas de segundo.

Por eso, cuando un vehículo viene equipado con ABS y necesitamos hacer una frenada de emergencia, la sugerencia es la de pisar el pedal del freno a fondo, sin soltarlo en ningún momento, hasta que el vehículo se detenga o haya pasado el peligro. Este sistema otorga la ventaja de que al no dejar bloquear las ruedas, siempre tenemos el control del vehículo, por lo que el auto responderá a los requerimientos del volante para ir esquivando obstáculos.

Apoyacabezas

Por último, el apoyacabezas también es un dispositivo de seguridad que se complementa con el uso del cinturón y que para su correcto funcionamiento requiere que se encuentre bien colocado, ya que si no está ajustado no puede evitar el denominado latigazo cervical.

La sugerencia es con el respaldo lo más vertical posible, acomodarlo de tal forma que quede entre unos cuatro o cinco centímetros de la nuca, con el centro de la almohadilla a la altura de los ojos.

Fuente: Diario La Nación

1 comentario:

  1. ME PARECE PERFECTA LA DECISION DEL GOBIERNO. POR FIN UNA! IGUAL SI NO CAMBIA LA MENTALIDAD DEL CIUDADANO ESTA DIFICIL

    ResponderEliminar