viernes, 4 de noviembre de 2011

El Tránsito en la Argentina

La Argentina, diariamente se ve envuelta en un impresionante número de muertes en accidentes de tránsito. Aproximadamenet 21 muertos promedio por día, 638 mensuales y 8000 este último año. (No dejemos de considerar la cantidad de heridos y de discapacitados por esta causa)
No es para nada casual que sea la principal causa de muerte en los menores de 35 años, y la tercera en los mayores de 35 luego de problemas de corazón y cáncer.

En estos últimos días estamos conmovidos con accidentes muy graves donde hay involucrados autos, combis, colectivos, trenes y camiones, con muchos muertos, la mitad de ellos menores de edad.

El 34% de los accidentes involucra a choferes profesionales de camiones (21%) y transporte público de pasajeros (13%). Esta cifra en países de Europa es de apenas el 1%.
El 87% de los accidentes ocurren por errores humanos.

¿Y porqué tenemos tantos accidentes en la Argentina?
  • Licencias de conducir particulares o profesionales que son otorgadas sin la suficiente capacitación.
  • Estado de las rutas deplorables.
  • Señalización horizontal y vertical escasa o nula.
  • Muy poco control de faltas. Somos hijos del rigor. Sin fuertes multas y penalizaciones no reaccionamos. Se penaliza solo el mal estacionamiento por miedo a enfrentar a los conductores. El mal estacionamiento es la falta más leve y la que más se controla.
  • Porcentaje irrisorio de autopistas.
  • Taxis en Buenos Aires que están exceptuados del pago de multas, o lo compensan con incomprobables trabajos comunitarios.
  • El casi nulo respeto por las velocidades máximas. Basta salir a una ruta e intentar ir a la velocidad máxima permitida para ver el continuo sobrepaso de los otros vehículos.
  • El casi nulo conocimiento de los conductores de las leyes de tránsito. Circular despacio por el carril izquierdo, estacionar en lugares prohibidos o en doble fila, no respetar los semáforos, etc.
  • El excesivo aumento del parque automotor, que no fue seguido por el correspondiente aumento de infraestructura vial.
  • El uso habitual del teléfono celular por parte de los conductores. Es imposible ver 10 autos seguidos sin ver a uno que está hablando o enviando SMS.
  • El poco respeto al peatón por parte de los automovilistas, y el poco respeto de los peatones que cruzan por cualquier lado.
  • El aumento excesivo de motos que circulan por cualquier carril, a excesiva velocidad y sin cascos.
  • Parece mentira, pero en la Argentina sigue permitida la tracción a sangre. Por esta supuesta causa social, se maltratan animales y se producen innumerables accidentes. A las personas necesitadas deben ser ayudas de otra manera. El porcentaje de trabajo infantil en esta área es alarmante.
  • Poco control de alcoholismo.
  • Ahora que asoma el verano, la cantidad de menores conduciendo cuatriciclos en los lugares de veraneo.
¿Y que se puede hacer para bajar la cantidad de accidentes?
  • Plan de autopistas inteligentes que sigue esperando resolución.
  • Capacitación de conductores y peatones.
  • Mejores rutas con la correspondiente señalización tanto horizontal como vertical.
  • Control: (el ser humano es hijo del rigor, con buenas multas y penalizaciones habrá más respeto por las reglas y menos infracciones)
  • Prohibir la tracción a sangre.
  • Cruces ferroviarios con mejor señalización, y en lo posible en distinto nivel que los vehículos.
  • Aumentar las rotondas en cruces peligrosos.
  • Planificación urbana que permita tránsito fluido y ordenado.
  • Semáforos tanto para autos como para peatones.
Sin dudas hay muchas más causas y muchas más cosas por hacer, esto sólo es un comienzo.

En resumen, dado que un accidente es el que no se puede evitar, debemos hablar de Incidentes de Tránsito y no de accidentes. Las condiciones en que nos han puesto los gobernantes de turno y los anteriores hacen que estemos en esta situación de peligro permanente cada vez que nos subimos a un auto, colectivo o salimos a caminar por nuestras calles.

Nota de Alejandro Rodríguez Ponte, responsable de este blog.





2 comentarios:

  1. Sobre estadísticas…
    …Viajando delante de mí vienen dos patrulleros con tres policías en cada uno. Vamos por una ruta provincial (esquivando algunos baches), ellos circulan con todas las luces apagadas y no llevan colocados (al menos los de adelante) los cinturones de seguridad. (Recordemos que en el caso de una incapacidad devenida de un accidente de tránsito, seremos nosotros los que aportaremos para la pensión suya ó de sus derechohabientes, de nuestros impuestos ellos obtienen los recursos para sus beneficios)
    Se detienen, ya en la ciudad, pasando unos veinte metros la acera de un importante banco. Estacionan los vehículos, sobre la vereda uno y el otro atravesado en la calle lateral.
    Colocan los conos obstaculizando las sendas peatonales porque las utilizan para la detención de los automotores a controlar, sobre las mismas sendas peatonales, pero en la mano contraria (hay cuatro carriles) se encuentran automotores estacionados (clientes del banco).
    Los agentes seguramente deberán estar controlando la documentación de los vehículos y conductores, además de verificar el correcto uso del cinturón de seguridad y las demás normas y reglamentaciones.
    Mientras tanto, en la vereda opuesta un peatón intenta comenzar a cruzar la calzada por la obstaculizada senda peatonal, tiene que esperar a que algún “amable” conductor se detenga cuando debería hacerlo por obligación, pero para el personal policial resulta mas importante poder “hacerle la boleta” a algún desprevenido que no usaba el cinturón ó no tenía toda la documentación en regla. Lo terrible del caso es que aún ante la presencia de personal policial nadie se detiene para permitir cruzar al peatón porque sabe que la “autoridad” en este momento está abocada a atender otros “menesteres”, hasta podrían llevar secuestrados ó mercaderías robadas, total… mientras posean documentación y el cinturón de seguridad todo está bien.
    Estoy de acuerdo en que hay muchos asesinos al volante y como tales resultan criminales por infringir las leyes de tránsito pero, en lo que respecta a los diferentes tipos de infracciones, excepto en las más graves, se aplica “la mano dura”, mientras se debe pagar una multa por estar mal estacionado ó no tener colocado el cinturón, nadie la paga por asaltar un kiosco ó secuestrar durante algunas horas a una persona.
    El estado no se preocupa por tratar de averiguar cuáles son los condicionantes para que la gente se desentienda de cumplir con las leyes de tránsito, como si lo hace con los que roban kioscos ó secuestran personas. Al estado solo le interesa recaudar para esa caja que no existe en ningún presupuesto anual (supongo que no se puede calcular cuántas multas se van a cobrar…sería terrible si se pudiese… ¿No?..).
    Por lo tanto sostengo que el estado no nos cuida, nos abandona, nos extorsiona, nos roba la esperanza de vivir en una sociedad organizada.
    Entonces”la culpa no es del chancho sino del que le da de comer”, a no confundirse… el chancho somos los conductores y el estado es el que nos da de comer.
    Esta declaración de bronca no es contra esta administración del estado ó, mejor dicho, no es solo contra esta administración, hace 35 años que conduzco y tengo 57 de edad.

    ResponderEliminar
  2. Educar en el sentido común…
    Al estado solo le preocupa que se cumpla con la reglamentación vigente, lo realmente importante le importa un comino.
    Supongamos unos niños jugando en la vereda, de pronto uno salta sobre la calle para alcanzar la pelota y…
    Un conductor lo atropella viajando a 20Km/h con su automóvil.
    ¿Qué diferencia respecto de la salud del niño hay si:
    Op1: el automóvil estaba en perfectas condiciones de uso pero su VTV había vencido el día anterior, el conductor olvidó llevar consigo su documentación y la del vehículo, no tenía seguro y no usaba el cinturón de seguridad.
    Op2: automóvil y conductor 100% de acuerdo a la ley.
    ¿El factor humano dónde está, porque si es un accidente se puede evitar?.
    En la op1 seguramente el culpable será el conductor y, así tuviese seguro éste no lo cubrirá por los demás faltantes.
    En la op.2 tal vez los tutores ó mayores a cargo en ese momento resulten ser los responsables.
    ¿Qué hizo el estado para evitar este accidente?
    Lo mismo que hace con las fotomulta, solo recaudar, de prevenir…nada!. Es mas algún día van a sacar la foto justo en el momento en que matan a alguien, de hecho ya lo están haciendo con las cámaras que colocan los municipios y entonces vemos por TV como roban un auto, pero en La Plata ya dieron el puntapié inicial y las usan para recaudar por mal estacionamiento y cruces en rojo… Lo único que realiza el estado es recaudar no hace prevención, no le interesa, si bajan las faltas también baja la recaudación.
    Este es solo un ejemplo, se lo puede trasladar a cualquier ámbito de nuestra sociedad.
    ¡Aquí falta educación!
    Cuando el estado ubica caprichosamente un semáforo solo para controlar si se lo respeta, porque en realidad no cumple ninguna otra función, cuando pinta cordones de amarillo porque hay gente sin otro trabajo, cuando multa por estar mal estacionado pero no es capaz de arreglar tremendos baches en autovías como la 6 entre Campana y Cañuelas…
    Cuando pasa todo esto y más: hay anarquía, si anarquía, la misma que hay en el tránsito y creen que encontraron la solución, reemplazando la anarquía por una dictadura sin importar la vida de tantos desaparecidos en accidentes de tránsito, pero si tratando de recaudar a cualquier costo.

    ResponderEliminar