sábado, 2 de junio de 2012

Más seguridad vial y control a conductores principiantes

Restricciones a los que recién sacan el carnet. Durante los primeros seis meses deben llevar un cartel con la letra P. En poco tiempo, su condición de principiantes se extenderá a dos años. Para los expertos, les falta experiencia pero son cuidadosos.



Durante los primeros seis meses deben llevar un cartel con una letra P. Si los agentes los paran por otra infracción y no lo tienen, les hacen una multa . Y dentro de poco, su condición de principiantes se extenderá de uno a dos años y no podrán manejar si tomaron alcohol . En la Ciudad se están implementando cada vez más medidas de seguridad vial dirigidas a los conductores que obtienen su primera licencia de conducir.
La Dirección General de Licencias porteña otorga un promedio de 3.700 nuevas licencias por mes a personas que van a estrenarse como conductores en la vía pública. Entre enero y abril de este año ya entregaron 14.777 y, en todo 2011, 47.908. El Código de Tránsito porteño obliga a los dueños de estas primeras licencias a llevar en el auto un distintivo de diez por quince centímetros con una letra P blanca sobre un fondo verde por seis meses. Esto mismo ordena la Ley Nacional de Tránsito desde 1994. Este cartel se entrega en la Dirección General de Licencias a quienes aprueban el examen práctico de conducción, último paso antes de recibir el carnet.
“La entrega del cartel nunca fue constante, lo dan por épocas –observa Eduardo Bertotti, director del Instituto de Seguridad y Educación Vial–. Señalizar el auto del principiante hace que el resto de los usuarios de la vía pública se prevenga más ante la posibilidad de una maniobra inexperta. Pero también protege al propio principiante , porque los demás automovilistas lo cuidan más. Es como cuando uno ve un vehículo de una autoescuela: toma más distancia y, al mismo tiempo, intenta no generarle una situación de tensión al que lo conduce. Algunos principiantes ven en el cartelito un estigma. Pero hace falta tomar conciencia de los riesgos, para no vivir esto como una molestia sino como una conducta preventiva ”.
El cartel también es un elemento que indica las limitaciones del conductor de un vehículo ante posibles controles. Porque durante esos seis primeros meses, en la Ciudad el principiante tiene prohibido circular por arterias donde la velocidad máxima permitida supere los 60 kilómetros por hora . Esto significa que puede tomar calles, que tienen un límite máximo de 40 kilómetros por hora, y la mayoría de las avenidas, cuya máxima es de 60 kilómetros por hora. En cambio, no pueden conducir por las autopistas ni por las vías rápidas , como las avenidas Cantilo y Lugones y las calzadas centrales de la avenida Dellepiane y de la General Paz, donde la máxima es de 100. Tampoco por las avenidas Figueroa Alcorta, Del Libertador, 27 de Febrero, Brigadier General Juan Facundo Quiroga y costanera Rafael Obligado, donde es de 70 kilómetros por hora.
El Código de Tránsito prevé multas de 150 unidades fijas, lo que equivale a $ 180, a los principiantes que circulen por arterias donde lo tienen prohibido o sin tener colocado el cartel con la letra P. En el Gobierno porteño explican que no hay controles específicos , pero que cuando los agentes paran un vehículo por una infracción, si su conductor es principiante y su licencia tiene menos de seis meses de antigüedad se fijan que tenga el cartel. En todo 2011 se hicieron 4 infracciones por esta falta y en lo que va de 2012, apenas 1. La explicación oficial por la baja cantidad de multas por este tema es que los principiantes son más inseguros y, por lo tanto son más precavidos y cometen menos infracciones.
“El cartel es tan chico que resulta casi invisible desde un vehículo en circulación. Habría que colocar algo mucho más llamativo. –opina Alberto Silveira, de Luchemos por la Vida–. Pero además, me parece que un principiante no necesita un bonete en la cabeza que diga que está aprendiendo. Los errores más graves los cometen los conductores con muchos años de conducción, cuando creen que ya lo saben todo. El principiante, en cambio, se cuida porque no tiene experiencia y teme equivocarse. Más útil que un cartel es que circule junto a una persona que le transmita sus experiencias y lo aconseje. Se calcula que para ponerse a punto para una conducción normal hacen falta entre 100 y 120 horas de práctica”.

Fuente y Nota completa: Diario Clarín

1 comentario:

  1. q gran pelotudes hacer una multa por no llevar el puto cartel verde.. Pero se pueden ir todos ala reputisima madre q lo re mil pareo a vos diretor te voy a poner un cartel en la frente con la palabra "SOY CARNERO" con el fondo verde y las palabras blancas.. Soy oscar gomez y si queres saber quien es oscar gomez te lo digo!! Putos del orto!!

    ResponderEliminar